Diez apuntes de Juan Bosch para escribir cuentos


Apuntes sobre el arte de escribir cuentos

Por Juan Bosch

1 Comenzar bien un cuento y llevarlo hacia su final sin una digresión, sin una debilidad, sin un desvío: he ahí, en pocas palabras, el núcleo de la técnica del cuento. Quien sepa hacer eso tiene el oficio de cuentista, conoce la techné del género. El oficio es la parte formal de la tarea, pero quien no domine ese lado formal no llegará a ser buen cuentista. Sólo el que lo domine podrá transformar el cuento, mejorarlo con una nueva modalidad, iluminarlo con el toque de su personalidad creadora.

2 La primera tarea que el cuentista debe imponerse es la de aprender a distinguir con precisión cuál hecho puede ser tema de un cuento. Habiendo dado con un hecho, debe saber aislarlo, limpiarlo de apariencias hasta dejarlo libre de todo cuanto no sea expresión legítima de su sustancia; estudiarlo con minuciosidad y responsabilidad, pues cuando el cuentista tiene ante sí un hecho en su ser más auténtico, se halla frente a un verdadero tema. El hecho es el tema, y en el cuento no hay lugar sino para un tema.
3 El cuento debe iniciarse con el protagonista en acción, física o psicológica, pero en acción; el principio no debe hallarse a mucha distancia del meollo mismo del cuento, a fin de evitar que el lector se canse.
4 Una sola frase, aun siendo de tres palabras, que no esté lógica y entrañablemente justificada por ese destino manchará el cuento y le quitará esplendor y fuerza. Kipling refiere que para él era más importante lo que tachaba que lo que dejaba; Quiroga afirma que un cuento es una flecha disparada hacia un blanco, y ya se sabe que la flecha que se desvía no llega al blanco.
5 Cuando el cuentista esconde el hecho a la atención del lector, lo va sustrayendo frase a frase de la visión de quien lo lee, pero lo mantiene presente en el fondo de la narración y no lo muestra sino sorpresivamente en las cinco o seis palabras finales del cuento, ha construido el cuento según la mejor tradición del género.
6 Si bien el cuentista tiene que tomar un hecho y aislarlo de sus apariencias para construir sobre él su obra, no basta para el caso un hecho cualquiera; debe ser un hecho humano o que conmueva a los hombres, y debe tener categoría universal. De esa especie de hechos está hecho el mundo; están llenos los días y las horas, y adonde quiera que el cuentista vuelva los ojos hallará hechos que son buenos temas.
7 Los personajes de una novela pueden dedicar diez minutos a hablar de un cuadro que no tiene función en la trama de la novela; en un cuento no debe mencionarse siquiera un cuadro si él no es parte importante en el curso de la acción.
8 Cada cuento es un universo en sí mismo, que demanda el don creador en quien lo realiza. El escritor de cuentos es un artista; y para el artista (sea cuentista, novelista, poeta, escultor, pintor, músico) las reglas son leyes misteriosas, escritas para él por un senado sagrado que nadie conoce; y esas leyes son ineludibles. La primera ley es la ley de la afluencia constante. La segunda ley es la de que el cuentista debe usar sólo las palabras indispensables para expresar acción.
9 El cuento es breve porque se halla limitado a relatar un hecho y nada más que uno. El cuento puede ser largo, y hasta muy largo, si se mantiene como relato de un solo hecho. No importa que un cuento esté escrito en cuarenta páginas, en sesenta, en ciento diez; siempre conservará sus características si es el relato de un solo acontecimiento, así como no las tendrá si se dedica a relatar más de uno, aunque lo haga en una sola página.
10 En la naturaleza activa del cuento reside su poder de atracción, que alcanza a todos los hombres de todas las razas en todos los tiempos.
Juan Bosch - Apuntes para cuentos
Biografía de Juan Bosch
Más teoría literaria:

10 comentarios:

  1. Un placer regresar siempre a tu blog que tiene mucha calidad de expresión.
    Los trabajos son muy creativos.Los apuntes de Juan Bosch excelentes.
    Buen imicio de semana
    Abrazos y besos
    Raquel Luisa Teppich.-

    ResponderEliminar
  2. Igual para vos, querida Raquel. Me alegra que los apuntes de Bosch te hayan gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Repasaré concienzudamente cada uno de los 10 sabios apuntes de Bosch antes de embarcarme en la aventura de escribir un buen cuento.
    Gracias, Daniel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, María José! Debieras escribirlo primero y después fijarte si coincide o no con los consejos de Bosch: ¡las musas son impacientes! :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buenos tips...!!

    Siempre me interesa saber cómo se manejan los buenos escritores, conocer sus métodos!

    Gracias por pasar por mi casa! jajaja

    Como es eso de que soy extranjera? Justo yo??? A mi pais no lo cambio por nada, y eso que viaje, pero cuando vuelvo mi corazon canta fuerte: Mi Buenos Aires Queridooooo!

    Dani, en cuanto me ponga al dia con todo te escribo para hacer taller, pero va a ser con poesias, ando queriendo publicar mi primer libro de poemas, despues te cuento mejor, besote!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, querida Ceci!
    Cuando quieras empezamos a revisar esos poemas; acomodate tranquila, o, mejor dicho, agarrate fuerte... :))
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Interesantes tips, Daniel... hasta el momento de mi vida, solo me atreví a escribir un par de historias, porque en realidad hay que tener mucha creatividad y originalidad para escribirlas, de lo contrario puede resultar tediosa y aburrida para el lector.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Diana, bienvenida a estas Tierras!
    La originalidad no siempre asegura un buen cuento: de textos "vanguardistas" están infectados los cementerios literarios. :)) Y algunas virtudes como la creatividad y la observación pueden adquirirse, cultivarse, entrenarse. Así que no te sientas intimidada, porque todo aquel que tenga algo para decir (y quién no), puede escribir buenos cuentos. La condición es que esté dispuesto a mezclar ingredientes mágicos como el empeño y la constancia. ;)
    Un beso, y muchas gracias por pasar y comentar.
    PD: tal vez esta entrada pueda interesarte: http://tierradetrampas.blogspot.com/2011/04/lo-importante-no-es-el-tema-sino-su.html

    ResponderEliminar
  9. Saludos,muy buen post.Te invito a visitar el mío.

    ResponderEliminar