Algunas instrucciones de Julio Cortázar

Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.
Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en un ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquier otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.
Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie.)
Llegado en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

Fuente: Julio Cortázar, Historia de cronopios y de famas, Ed. Punto de lectura
Julio Cortázar
Biografía de Julio Cortázar>>

Otros cuentos clásicos: 

18 comentarios:

  1. El llanto nunca alcanza a hacerse eco. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Gracias por pasar y dejar esa caricia, Elizabeth. Un beso.

      Eliminar
  2. Excelente las instrucciones de Cortazar, bellísimos textos. El sigue siendo el gran maestro , todos sus cuentos , son tan especiales , distintos , con esos mundos paralelos que imagina
    gracias por publicarlo
    Normi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es un enormísimo maestro este cronopio, no? Gracias por visitarnos y dejar tu comentario, Normi.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Leo y releo de vez en cuando sus cuentos y siempre me dejan pensando y fascinada con esa manera de contar.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elysa. Cortázar siempre nos deja fascinados. Es su principal característica.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Genial Cortázar en toda su obra. Tuve la suerte de conocerle personalmente, haber hablado un poco con él y tener varios de sus libros suyos con su autógrafo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues acá es cuando lamento no tener emoticones en los comentarios. A este lo llenaría de caritas pasmadas y de aplausos. Qué fortuna la tuya, Francisco. Parafraseando una publicidad: esos libros autografiados deben de valer diez veces más, y haberlo conocido y hablado con el maestro, no tiene precio.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. La cosa llegó un poco más lejos. Fue a Madrid a presentar un libro y se hospedó en el hotel donde yo trabajaba; no sólo le entregué todos los libros suyos que yo tenía para que me los firmara, sino que me atreví a entregarle un cuentecillo mío urgentemente mecanografiado. Me devolvió todos los libros firmados y me regaló el que había ido a presentar; luego fue tan amable que me dijo que le había gustado mi cuento y se lo quedaba. Mi cuento no era bueno, pero él fue muy bueno conmigo.

      Eliminar
    3. Pero qué linda anécdota, Francisco. Y qué gesto el de quedarse tu cuento y decirte esas palabras: como para no incentivarte a seguir escribiendo, ¿no? Desde hoy los admiro un poco más a ambos. :)
      Gracias, mil gracias.

      Eliminar
  5. ¿A quién si no a Cortázar se le ocurriría algo así?
    La sombra de este insigne escritor es alargada. Mucho.

    Por cierto, he visto tu terceto en REVER. Lo he reconocido ;-)
    ¡Suerte!

    Besos, Daniel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, MJ. Gracias a tu comentario pasé por la página (no sabía que ya los habían subido). Vi algunos que me gustaron mucho.
      Mucha suerte para vos también.
      Un beso

      Eliminar
  6. Unos manuales con "la chispa" que le caracteriza. No conocía esta obra. Gracias por abrir horizontes.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Amig@mi@! Qué bueno verte por aquí.
      Gracias a vos por volver y comentar. Si se abrió alguna nueva ventanita, mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. gracias a la gente con mente calenturienta que nos hace pensar y por lo tanto vivir o existir :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Ver la Tele! Te doy la bienvenida a estas tierras de letras, y te agradezco el comentario. ¡Regresa!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar